Loading...

Nunca compraras mantequilla de la tienda de nuevo después de hacerla tú mismo (Receta de dos ingredientes)

La mayor parte de la mantequilla que se encuentra en las tiendas de comestibles no es saludable, porque está hecha a partir de leche pasteurizada. La mantequilla orgánica hecha en casa es muy saludable, ya que aún contiene muchas de las vitaminas y minerales que se encuentran en la leche cruda. La mantequilla está llena de vitamina A. La vitamina A es esencial para la salud de nuestros ojos, pieles, tejidos, membranas y dientes. Desempeña un papel en la transcripción de genes. La mantequilla consta de ácidos grasos de cadena corta y media en su mayoría. Estos ácidos grasos pueden protegerte contra el cáncer.

Cómo hacer mantequilla orgánica

Ingredientes

Loading...

2 tazas de crema de leche orgánica

Sal marina, al gusto

Método

Vierte la crema en el procesador de alimentos y mézclala durante unos 10 minutos. Se volverá pegajosa y como crema batida

Continúa el procesamiento hasta que se vuelva granulosa y se separe en mantequilla y suero mantequilla. Escurre el suero de leche de mantequilla.

Raspa la mantequilla de los lados. Ponla en un recipiente limpio. Coloca tu mantequilla en un colador y cuela el suero de leche.

Enjuaga la mantequilla con agua fría, batiendo suavemente la mantequilla con una cuchara deja el agua fría corra hasta que salga clara.

Cuando la mantequilla esté limpia, exprime más líquido de la mantequilla utilizando palas o cucharas de madera para aplastar la mantequilla y eliminando el líquido.

Puedes guardarla en un frasco o recipiente y guárdela en el refrigerador o el congelador. Este tipo de mantequilla puede durar varios meses antes de dañarse.

También puedes hacer increíbles mantequillas compuestas que los niños amaran. Según MotherEarthLiving.com estos son algunos combos divertidos que puedes probar, mantequilla suave y sin sal:

La ralladura de limón y el perejil cortado con tijeras

Corta albahaca tailandesa fresca, ajo picado, y jengibre encurtido, picado y escurridos.

Queso feta desmenuzado y aceitunas Kalamata picadas

Queso parmesano rallado y albahaca fresca cortada

Jengibre rallado y aceite de sésamo

Cilantro fresco cortado con tijeras, ralladura de limón y Sriracha, o salsa picante

Pimienta negra molida gruesa y sal marina

Ralladura de naranja fresca,arándanos fresca o secos y salvia frescapicada

Nueces picadas y miel

Ralladura de naranja, jarabe de arce y arándanos.

Artículo originalmente presentado en Medicinas Naturales.

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *