Loading...

Japón tiene un 66% menor tasa de cáncer de mama que los EE.UU. – Este es el nutriente que falta de nuestra dieta

Japón tiene un 66% menor tasa de cáncer de mama que los EE.UU. – Este es el nutriente que falta de nuestra dieta

Japón. El cáncer de mama puede prevenirse, y es importante que comas saludable, hagas ejercicio regularmente, evites situaciones estresantes y toxinas ambientales. Algunos investigadores creen que las mamografías pueden ayudarte a prevenir el cáncer de mama.

Sin embargo, la radiación emitida por los mamogramas desencadenan el desarrollo de células de cáncer de mama. En otras palabras, en lugar de prevenir el cáncer, las mamografías a menudo conducen a un exceso de diagnóstico y un exceso de tratamiento.

Loading...

Concéntrate en tus hábitos alimenticios. Aumenta tu consumo de yodo. Aunque el yodo se asocia principalmente con la glándula tiroides, las reservas de yodo están más concentradas en las mamas. Esto hace que el yodo sea esencial para las mujeres.

El yodo es también importante para el desarrollo del cerebro en los bebés. Las reservas de yodo en el cuerpo garantizan que el bebé este recibiendo suficiente yodo. Cuando se trata de las mujeres, la deficiencia de yodo puede causar problemas de salud e incluso cáncer de mama.

Deficiencia de yodo y cáncer de mama

El yodo estimula la producción de estrógeno, lo que aumenta el riesgo de desarrollar cánceres reproductivos y cáncer de mama. Niveles bajos de yodo aumentan la sensibilidad al estrógeno en el seno, y esto crea un suelo perfecto para el desarrollo del cáncer de mama.

El Dr. Bernard Eskin, un pionero en la investigación del yodo, dice que la falta de yodo en el tejido mamario conduce a alteraciones precancerosas, y el yodo puede revertir esto. Los estudios de laboratorio confirman que el yodo puede desencadenar la apoptosis e inhibir el crecimiento tumoral, y las células normales permanecen intactas.

Mujeres americanas hoy en día

Las tasas de cáncer de mama en las mujeres japonesas son 66 por ciento más bajas que en los Estados Unidos. Es el yodo lo que hace toda la diferencia. La ingesta dietética de referencia de EE.UU. para el yodo se estima en 150 microgramos, y las mujeres en Japón toman una dosis que es 25 veces más alta.

La dieta occidental carece de yodo, y se considera que juega un papel importante para estas terribles estadísticas. La sal es la única fuente de yodo para la mayoría de los estadounidenses, porque el gobierno obliga a los productores a añadir yodo a la sal como medida preventiva para el ocio. Pero, las mujeres evitan la sal, y esto sólo contribuye a su falta de yodo.

Las toxinas ambientales también contribuyen a este problema. Estas toxinas se unen a los receptores celulares para el yodo, y el cuerpo no puede absorberlo.

Yodo en la naturaleza

El cuerpo humano no está diseñado para producir yodo, pero se puede obtener de otras fuentes. Come más arándanos, frijoles blancos, patatas enteras, huevos, atún, camarones, salmón y langosta.

Las Algas son un ingrediente básico en los platos japoneses, y están llenas de yodo. Los supermercados asiáticos y las grandes tiendas de cadenas venden algas secas. Añádela a tus sopas cocidas, guisos, frijoles y otras especialidades.

Un reciente estudio japonés ha demostrado que las algas contienen 10 veces más yodo, y puede combatir el cáncer de mama. Se comparó con fluorouracilo, un fármaco común de la quimioterapia.

Fuente:

http://www.naturalcuresandhomeremedies.com

Tienes permiso de republicar este articulo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página.Una Vida Natura.

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *