Loading...

Este té cura la fibromialgia, artritis reumatoide, tiroiditis de Hashimoto, esclerosis múltiple, y más…

Este té cura la fibromialgia, artritis reumatoide, tiroiditis de Hashimoto, esclerosis múltiple, y más…

Fibromialgia. El tomillo ha sido popular durante siglos, y se ha utilizado comúnmente para tratar varias dolencias, desde la gripe hasta las crisis epilépticas.

Durante la edad media, las personas mezclaban tomillo con lavanda en cantidades iguales y rociaban en los pisos de las iglesias para deshacerse de los olores no deseados. Además, también se ha utilizado para curar heridas y prevenir infecciones, y se aplastaba y se aplicaba sobre las zonas afectadas.

Loading...

Sus aceites esenciales volátiles son ricos en propiedades antivirales, antirreumáticos, antisépticos, antiparasitarios y antifúngicas.

Su uso regular disminuirá la carga viral en el cuerpo, por lo que es excelente en el caso de lupus, tinnitus, síndrome de fatiga crónica, esclerosis múltiple, fibromialgia, vértigo, tiroiditis de Hashimoto y artritis reumatoide. Todo lo que necesitas hacer para tratar estas condiciones es tomar té de tomillo todas las mañanas.

El tomillo es rico en vitaminas y minerales, incluyendo hierro, potasio y calcio, todos los cuales son extremadamente beneficiosos para la correcta formación de glóbulos rojos, la regulación de la presión sanguínea y la distribución de antioxidantes en el cuerpo. También es abundante en ácido fólico, vitaminas del complejo B, vitamina A y C.

También contiene varios bioflavonoides y aceites volátiles, incluyendo timol, un aceite esencial con potentes propiedades antioxidantes.

Además, tiene poderosas propiedades preventivas contra el cáncer, ya que es rico en terpenoides como los ácidos rosmarínico y ursólico. Los estudios han demostrado que la ingesta regular de tomillo aumenta la cantidad de DHA (ácido docosahexaenoico, un ácido graso omega-3) en el riñón, el cerebro y las membranas celulares del corazón.

Los aceites esenciales en el tomillo tienen fuertes propiedades espasmódicas y antiespasmódicas bronquiales y por lo tanto son excelentes en el tratamiento y la prevención de:

  • Gingivitis
  • Laringitis
  • Asma
  • Infecciones de garganta
  • Bronquitis aguda y crónica
  • Dolor de garganta
  • Tos
  • Inflamación de la boca

Fuente:

http://www.healthyfoodhouse.com

Tienes permiso de republicar este articulo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página.Una Vida Natura.

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *