Loading...

Agrega 3 gotas de aceite de orégano al agua y mira qué le sucede a tus pulmones

Agrega 3 gotas de aceite de orégano al agua y mira qué le sucede a tus pulmones

Agrega. La neumonía es una infección que puede hacerte muy enfermo. Esta infección pulmonar es causada por virus, bacterias u hongos. Antes del uso de antibióticos, un tercio de todas las personas que sufren de neumonía murieron posteriormente de esta infección.

Loading...

Hoy en día, se estima que más de 3 millones de personas desarrollan neumonía cada año. Más de medio millón de los pacientes son hospitalizados para recibir tratamiento. A pesar de que la mayoría de estas personas logran recuperarse, se considera que el 5% morirá a causa de esta infección.

Tomando el sexto lugar de las principales causas de muerte, la neumonía es una infección que debes tomar en serio. Streptococcus pneumoniae es la principal causa de neumonía bacteriana. Al principio, esta forma de neumonía se caracteriza por escalofríos temblorosos, fiebre y producción de un esputo de color óxido. En el 20-30% de los casos, la infección se propaga a la sangre y si esto ocurre, el 20-30% de estos pacientes mueren.

Antibióticos como tratamiento

Cuando se trata de tratar este tipo de neumonía, la mayoría de las personas usaron antibióticos como amoxicilina, penicilina y ácido clavulánico (Augmentin), y antibióticos macrólidos como claritromicina, azitromicina y eritromicina. La penicilina fue la primera opción utilizada en el tratamiento de esta infección. Con la llegada de antibióticos de espectro más amplio, se desarrolló una resistencia significativa a los fármacos.

Agrega 3 gotas de aceite de orégano al agua y mira lo que le sucede a tus pulmones

Durante siglos, el aceite de orégano se ha utilizado en las culturas del Extremo Oriente y Oriente Medio como un remedio para el tratamiento de la inflamación crónica, infecciones, infecciones del tracto urinario, ictericia y disentería. Está científicamente demostrado que el aceite de orégano posee potentes propiedades antibacterianas. Tiene beneficios terapéuticos debido a su alto contenido de minerales, incluyendo calcio, potasio, manganeso, magnesio, zinc, cobre y boro. Este aceite es completamente seguro de usar y se puede utilizar junto con antibióticos para combatir la infección bacteriana.

Todo lo que tienes que hacer es tomar 3 gotas de aceite de orégano al día (se puede combinar en un vaso de jugo de naranja). En pocas horas, debe notar mejoras significativas. Se recomienda repetir este procedimiento todos los días, durante 5 días hasta que elimines los síntomas.

El Bicarbonato de sodio es otro remedio casero eficaz. Puede neutralizar los ácidos y descomponer las proteínas. Tiene la capacidad de mantener el equilibrio del pH en el torrente sanguíneo, esencial para sostener la vida. Ten en cuenta que el proceso por el cual se mantiene el equilibrio del pH es uno de los procesos más importantes en nuestro cuerpo.

El pH mide el número de iones de hidrógeno en nuestro cuerpo. Puede variar de 0-14. El pH equilibrado o neutro es 7. Cualquier cosa más alta es básica, y cualquier cosa más baja es ácida. Un ambiente alcalino tiene una alta capacidad para atraer iones de hidrógeno, mientras que un pH ácido tiene una baja capacidad para atraer iones de hidrógeno. Los iones de hidrógeno son esenciales para asegurar el equilibrio y la salud en nuestro cuerpo.

Para protegernos de las enfermedades, debemos mantener un pH alcalino entre 7,3 y 7,4. Esto aumentará nuestro sistema inmunológico y su capacidad para matar las bacterias. Los virus y las bacterias responsables de la bronquitis y resfriados e infecciones secundarias como la neumonía, se sabe que prosperan en un ambiente ácido. En otras palabras, mantener un pH adecuado puede destruir los patógenos.

Tomar una mezcla alcalinizante de bicarbonato de sodio y bicarbonato de potasio puede combatir una infección respiratoria y síntomas como dolor de garganta y secreción nasal. Usted debe hacer un poco de nebulizador con agua y 2 gotas de bicarbonato de sodio líquido, 2-3 veces al día con el fin de revertir la neumonía, la sinusitis y el asma.

El Bicarbonato de sodio se puede utilizar de diferentes maneras. Se puede disolver en un agua tibia para calmar la comezón de la hiedra venenosa y la incomodidad de las quemaduras solares. También puede preparar una pasta con agua fría y aplicarla directamente a la piel para aliviar el dolor de las picaduras de abeja. También, puedes mezclar media cucharadita de bicarbonato de sodio en 4 onzas (120 ml) de agua y tomar esto como un antiácido.

Fuente:

http://www.naturalcuresandhomeremedies.com

Tienes permiso de republicar este articulo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página.Una Vida Natura.

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *